Milagritos a Lourdes: Envejecimiento cutaneo

6.9.16

Milagritos a Lourdes, arrugas y envejecimiento

Esta es una frase que me encanta, describe muy bien cómo nos solemos sentir cuándo entramos en una tienda de cosmética. 

Normalmente si te pones a leer los envases de los cosméticos llegas a la conclusión de que todos tus problemas se solucionan con una crema, en concreto con esa crema. 

Y aunque ciertamente las hidratantes y las cremas de tratamiento mejoran el aspecto de la piel tampoco hacen milagros.

Una piel hidratada, una piel protegida contra el sol, una piel bien cuidada, siempre aparenta menos años qué una piel que se deja de la mano de Dios.

Pero el paso del tiempo es inexorable, puede retrasarlo, puedes matizarlo pero los daños profundos en la estructura de la piel no los para nadie.

El que acabes con la piel como la de esta señora no es obligatorio, pero tampoco puedes esperar tener la piel de una chica de 20 años.

La piel de la fotografía, quitando el hecho de que me parece una foto con un halo bastante triste. ¿Me pregunto que estaria pensando mientras se la hacian?

Más que el paso del tiempo lo que denota es  la falta de protección solar y del uso de una crema hidratante de manera continúa, ademas de la dureza de la vida que ha tenido la señora.

Milagritos a Lourdes, arrugas y envejecimiento

Si te cuidas de jovencita, evitas el sol, evitas hacer el cafre con tu alimentación, evitas fumar, beber en exceso y por supuesto las drogas de uso recreativo, lo que se dice un coñazo de vida. 

Llegarás a la cuarentena con una piel en mejores condiciones, lo cual no significa que vayas a tener la misma cara que tienes actualmente.

Las arrugas más finas sí que se pueden tratar y sí que podemos atenuarlas, borrar lo que se dice borrar es otra cosa. 

Pero para los daños profundos, o sea la cacho arruga, para eso no hay soluciones  milagrosas.

Lo que te va a quitar una cacho arruga es únicamente aquello que implique infiltraciones o cirugía. Es decir, o te inyectan una sustancia de relleno o te levantan la piel y te la estiran.

Para todo lo demás, la única crema de belleza que realmente te va a dar resultados se llama constancia, por si alguien se lo está preguntando, no,no es un nombre comercial.

La constancia en la aplicación del protector solar, la constancia en la limpieza y desmaquillado  de la piel, la constancia en la hidratación continua de la piel, la constancia en una alimentacion adecuada es lo que te va a dar mejores resultados. Y además es lo más barato.

En todo caso cualquier cosa que utilices y estoy hablando  de cremas de tratamiento, necesitan un mínimo de 3 meses para que puedas ver algún avance. 

Si que hay productos que  contienen sustancias que producen un efecto óptico de carácter temporal, cómo son pigmentos que reflejan la luz, sustancias tensoras o siliconas que rellenan las arrugas más fina y te dan la impresión de que las han borrado, que parecen casi milagrosas, pero es eso, un efecto optico, tu piel esta debajo de eso. 

Por otro lado , comprarte una crema carísima de la muerte y echársela de higos a peras es tirar el dinero y mucho.

Y nos ha pasado a todas reconozcámoslo, llegamos a casa recién salidas del Corte Inglés o similar, emocionadas abrimos los paquetes leemos las pequeñas instrucciones que suelen traer y esa misma noche lo estrenamos todo, si es que no cae ya algo en ese mismo momento.

Tres días después, o no tenemos tiempo, o se nos olvida, o como no vemos ninguna mejoría lo vamos dejando.

Quizás el producto es una maravilla pero tú no le has dado cuartelillo para poder demostrarlo.

Y ya  más que nada por curiosidad:

 ¿Cuántas de vosotras se ha terminado un bote de crema entero antes de comprar otro más novedoso o habéis abandonado porque no veíais ninguna mejoría?

No sé vosotras pero a mí me ha pasado bastante.

Quizás la mejor táctica contra esto, para poder mantener una constancia es que tengáis dos enfoques a la hora de crear nuestra propia rutina de belleza.

Por un lado tener  colgado en el baño la rutina completa qué queréis seguir y además yo tengo lo que se llama "mi rutina de no llego a todo", es decir una rutina que es tan sencilla que incluso después de un día de estos que lo único que quiero es meter la cabeza entre las sábanas no me produzca una pereza de morirme el hacerla.


Otro punto importante a  tener en cuenta, sobre todo si ya has pasado la cuarentena o la menopausia es que una vez que se ha producido el daño y has pasado esta barrera, las cremas son una ayuda pero no van a eliminar completamente dichos daños.

Llegada  a cierta edad es intentar vaciar una bañera con el grifo abierto, no es imposible pero es algo muy lento y con resultados bastante mediocres.

Y esto es debido a que mientras tú te estás aplicando tu crema, tus antioxidantes e incluso un medicamento del tipo del Retirides tu piel sigues sufriendo procesos de destrucción y procesos en los cuales la estructura normal de las fibras está siendo alterada. 

Y  ademas tienes ya unos daños internos, con lo que la crema puede parar lo que esta pasando AHORA, pero eliminar lo anterior es muy complicado. Tienes un acumulo de daños tanto en las fibras (colageno y elastina) como unos depositos de una cosa llamada AGEs que se pega cual chicle a tus estructuras, las vuelve rigidas perdiendo su funcionalidad y siento decirlo pero los AGEs son irreversibles

No sé vosotras pero a mí sí que me ha pasado comprar algún producto incluso un medicamento y esperar levantarme a la mañana siguiente con la cara como el culo de un bebé. Te voy a ahorrar mucho dinero y muchos dolores de cabeza eso no va a pasar.

E incluso más , la mayoría suelen dejarte la cara hecha un asco antes de mejorar, pero pasa igual que con el resto de cosméticos, que no le damos el tiempo que necesita para que veamos los efectos y reitero qué dependiendo de tu edad y de los daños que haya sufrido tu piel dichos efectos pueden ser bastante sutiles.

La constancia es clave en todo esto, pero no solo, también depende de lo que haces y cómo lo haces, y sorprendentemente el precio no suele ser un indicativo.

Te lo pongo con un ejemplo, tenemos a María y Ana, María se ha comprado una crema de 200 € que ha utilizado en las primeras semanas todos los días y con mimo mientras que Ana se ha comprado una crema de 20 €, que usa habitualmente.

Ambas  se van a Ibiza de juerga, mientras María pasa del protector solar porque claro no es muy "cool" llevar la cara blanca, y le gusta la sensación del salitre sobre la piel y esa cierta tirantez que da el agua del mar, por su parte Ana se ha puesto protector solar hasta en las orejas y busca continuamente la sombra, eso si en un chiringito de lo mas "in". 

De vuelta al hotel maría se ha quemado y Ana no, ambas se aplican un aftersun. 

Por la noche antes ir a quemar la ciudad, cada una aplica su crema hidratante antes de maquillarse.

De vuelta al hotel a las tantas, María esta súper cansada y se va a dormir, mientras que Ana se desmaquilla con una toallita, lo mínimo de lo mínimo.

¿Quién de las dos pensáis que llegará con la piel en mejores condiciones a los 40?

Pues efectivamente, Ana y su crema de supermercado. No es la crema, es como ella ha tratado a su piel.

Y por mucho que te cueste un ojo de la cara, sí tratas a tu piel a patadas esta te va a dar dos coces. 

Y no sirve de nada que una vez al mes intentes con una mascarilla arreglar el tema, es cuidar tu piel todos los días lo que marca una diferencia.

Con menos de 30 años, el protector solar, mantener la piel hidratada y proceder a su limpieza aunque sea solo por las mañanas y las noches, es tu rutina básica.

Con más de 30, además de lo que has estado haciendo tienes que echarle una manita a la piel, pero has de tener paciencia, los avances son muy muy lentos. 

Y borrar años de hacer el cafre, entra dentro de la ciencia ficción, puedes atenuar puedes matizar pero no vas a borrar. Lo que si puedes es impedir que el daño siga avanzando, tanto con cremas de tratamiento, cómo utilizando antioxidantes y por supuesto evitando el sol lo máximo posible.



La publicidad es publicidad y por mucho que te empeñes ni de coña te vas a parecer a la adolescente del anuncio, si quieres ser igual sólo hay dos caminos, visitar a un cirujano plástico o compra una suscripción a Photoshop.

Es tu piel, es tu decisión.


Bss Verónica.




Quizás también te pueda interesar:

Manchas resistentes y melasma
Como evitar el envejecimiento prematuro
Limpieza facial con microfibra

Me puedes seguir si quieres por aquí: